jueves, 12 de octubre de 2017

Volver trizas a las FARC

Apunte: Todo nuestro apoyo a los cerca de mil guerrilleros y guerrilleras (como se dice ahora para quedar güay) de las FARC que han decidido continuar la legítima lucha armada contra el narcoestado colombiano.

Por Miguel Suárez 

Durante la audiencia pública que se realizó el pasado 2 de octubre en el Congreso, citada por los congresistas Alirio Uribe, Ivan Cepeda y Angela Maria Robledo, sobre la implementación de los acuerdos firmados por el Gobierno y las Farc, un informe del Observatorio de Seguimiento a la Implementación del Acuerdo de Paz reveló que el proceso apenas ha avanzado en un 18%. Por otro lado, los medios de desinformación cuentan que guerrilleros o ex-guerrillero del Frente 58 de las Farc, abandonaron la vereda Gallo donde se habían concentrado, ante los incumplimientos del gobierno que convierten en un imposible la reincorporación en el Gallo “y sumado a ello la endeble adecuación del lugar aún sin terminar, por ejemplo el servicio de agua potable que nunca se solucionó desde nuestra llegada hasta nuestros largos días”.

La situación de los incumplimientos y de los engaños es tal que Pablo Catatumbo denunció que sólo 6 de las 26 zonas veredales están terminadas, denunció ademas de que muchos guerrilleros no han recibido cédulas, por lo tanto no tienen cuentas bancarias por lo que no les ha llegado la asignación mensual acordada con el gobierno. En ese acto también se denunció que alrededor de 26, personas, entre guerrilleros milicianos o familiares de estos han sido asesinados, estando como es costumbre ya que la fiscalía no investiga, todos los casos en la mas completa impunidad.

El gobierno a través de mentirosos como el bandido Carlos Cordoba, y dijo bandido porque quien miente tan descaradamente lo es, aduce que ellos han cumplido en mas del 90%, siendo el caso de alrededor de 1500 los prisioneros delas Farc, que según el acuerdo deberían estar en libertad y que siguen en prisión, algo que desmiente a estos bandidos. Estos incumplimiento aunque son históricos en la oligarquía colombiana, parece haber sido bien planeados y tiene como fin, en una patraña diseñada desde el alto gobierno y seguramente desde el imperio, de volver trizas a las Farc aun sin armas.

En un debate titulado Foro de Paz y Reconciliación donde participó Humberto de la Calle este dio a conocer un detalle, bastante preocupante, que según él, es una discusión muy profunda en la entrañas del alto gobierno sobre la manera de llevar a cabo la reincorporación. De la Calle dijo: “Hace poco leí una carta de los ex-comandantes de las Fuerzas militares donde decían mire hay que eliminar cualquier nexo de colectivo entre los ex-combatientes, eso lo que hay es que dar es una palmada en la mesa y cada quien se va, unos se van para Paratebueno, otros para Medina y otros para el Putumayo y cada quien tiene una tía allá que vende empanadas, hay que disolver forzosamente ese grupo”.Y los hechos lo que muestran es que esa es la política que quieren o esta imponiendo el sector que se ha lucrado de la guerra.

Debemos ser claros, hoy vemos como valiéndose de cualquier medio quienes se han lucrado de la guerra hacen ingentes esfuerzos por torcer o desvirtuar lo acordado, allí está la lucha por la JEP y la disolución o vuelta trizas de las Farc es otra de las táctica que está usando, y que por momentos se ve les están funcionando.

Anncol publicó en días pasado una carta firmada por “Timo” donde este se quejaba de “una campaña sistemática, la que nunca creí que fuera cierta, se entra a cuestionar mi idoneidad para seguir siendo el jefe de las Farc”. Luego leí en el portal “Colombia Soberana” un artículo donde María Méndez, directora de este medio se quejaba de otros artículos publicados en Anncol escritos por Horacio Duque, reconocido articulista, donde según ella Duque “arremete contra la dirección de las Farc simple y llanamente porque no quedó como a él le hubiera gustado”.

Hace ya algunos días había leído un articulo bastante argumentado de un supuesto militante del Partido Comunista clandestino de las Farc, donde planteaba alguna diferencias con la dirección de este movimientos y mucho antes, ante la noticia de que las Farc dejaría las armas en seis meses, estuve siguiendo el debate que se inició cuando Narciso Isa Conde, reconocido amigo de las Farc, expresaba su desacuerdo con la decisión. Esto muestra el debate interno en las Farc y en los círculos que siempre han acompañado a esta organización, esto muestra que en momentos se ve como esa política de desmoralizar a las Farc, de buscar termina su cohesión estuviese haciendo efecto, al tanto de que hasta su ahora presidente se deja llevar y contribuye al desconcierto.

Lo que relató De la Calle, que nadie hasta ahora ha mencionado, es de suma gravedad y aunque el trato de restarle importancia al mencionar que era de militares retirados, lo cierto es que los militares retirados y los activos, hablando de los altos mandos, responden a las mismas directrices, o sea, es una posición del ejercito y como se ve, del gobierno del premio Nobel que con los incumplimientos y mentiras contribuye a ese objetivo que comenzó a implementarse al parecer antes de que se firmara el acuerdo.

En un foro organizado por la Universidad del Rosario y el diario El Tiempo el 25 de septiembre 2015 titulado "El ejército del futuro” el general retirado, Jose Bonnet Locarno, quien tiene mucho responder por la masacre de Trujillo, catalogó a las Farc sin armas como un peligro. Bonnet dijo: “Pregunto ¿está el estado colombiano, están los partidos políticos, están lo directorios políticos preparados para confrontar esta lucha territorial que se nos viene?, porque ya las Farc no van a destruir un pueblo con tatucos, ellos lo que van es a ganarse las elecciones y no van a lanzar guerrilleros reconocidos que todo el mundo conoce como candidatos a las alcaldías, ya deben tener su base preparada en los pueblo en las universidades, muchachos que nadie conoce pero el conflicto  para mi será territorial y en eso nosotros no tenemos mucho que hacer y mi pregunta es ¿estará el estado, estará la política nacional preparada para confrontar esa amenaza?.”

Las palabras de Bonnet, hombre que tiene mucho que ver con el paramilitarismo, tan solo hay que recordar sus acciones cuando las masacre de Trujillo, en el Valle del Cauca, donde asesinaron a 103 personas incluido el sacerdote del pueblo a quien decapitaron, puede explicar el porque están, los que nos dicen que no existen, pero que siguen asesinado, ante la complicidad del ejercito oficial, asesinado a los que él llamó “muchachos que nadie conoce” e incluso a guerrilleros sin armas y a sus familiares. Para Bonnet y los terroristas de estado, las Farc sin armas son una amenaza, y en Colombia sabemos como ellos combaten a las amenazas combinando todas las formas de terrorismo, que incluyen balazos, incumplimientos, desinformación y engaño.

Lo que aquí se ve es que aunque ellos siempre aducen que a las Farc no las apoya nadie, lo cierto parece ser lo contrario y el temor de la oligarquía a esta organización queda pues expresado en el accionar criminal de estos contra este movimiento al que temen sin armas o con armas. 

Aquí de nuevo hay que recordar el imperativo de la unidad, tanto de las organizaciones políticas que se reclaman de izquierda o revolucionarias como para la mismas Farc, en este momento, que parece, según el accionar desesperado de la mafia que detenta el poder en Colombia y del imperio, crucial y donde podría, repito si hay unidad, por lo menos sacar del gobierno a tanto bandido que hoy actúan descaradamente.

No hay comentarios: