miércoles, 11 de octubre de 2017

Restringe Puerto Rico datos sobre muertes por huracán María

PL.-El gobierno puertorriqueño, que ha restringido los datos en torno a las muertes relacionadas con el huracán María, ha tenido que reconocer hoy que la cifra preliminar aumentó a 45 personas.


El secretario de Seguridad Pública, Héctor Pesquera, admitió que la cifra de muertes confirmadas por el fenómeno que golpeó esta isla del Caribe hace 20 días ya alcanza las 45 víctimas, entre las que se encuentran dos por la bacteria leptospirosis, luego de que entraran en contacto con agua contaminada por orín de rata.

En la víspera, el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló Nevares, refutó a la alcaldesa de Canóvanas (noreste), Lornna Soto, en el sentido de que en su municipio había ocurrido tal deceso por la mortal enfermedad.

Durante el informe matutino del gobierno sobre la situación del país a raíz de la devastación ocasionada por María, el ministro de Asuntos Públicos, Ramón Rosario Cortés, reconoció que los decesos se habían disparado de 35 a 45, lo que ha llevado a los periodistas a cuestionar si el gobierno oculta la verdad.

Durante su visita relámpago el martes de la semana pasada, el presidente estadounidense, Donald J. Trump, pareció considerar ridícula la cifra de 16 muertes que sostenía el gobierno de Rosselló Nevares.

En esa oportunidad Trump dijo que en 2005 en el huracán Katrina, en Luisiana, 'murieron miles y miles', restando importancia a los decesos ocurridos con María, por to que esa misma noche el gobierno puertorriqueño elevó la cifra a 32 personas.

El secretario de Asuntos Públicos de La Fortaleza explicó que las muertes, que ya se encontraban en 39 había subido hoy a 43, más avanzadas las horas Pesquera la eleva 45, incluidos dos casos de leptospirosis.

'Son incidentes que ocurrieron luego de María, pero después de una evaluación e investigación podemos asociarlos directa o indirectamente al evento atmosférico', aseveró Rosario Cortés en rueda de prensa en el Centro de Comando del Gobierno en el Centro de Convenciones en Miramar, San Juan.

El ministro de Salud de Puerto Rico, Rafael Rodríguez Mercado, ha mantenido un absoluto mutismo con relación a la propagación de enfermedades como secuela del huracán María, mientras que la epidemióloga del Estado, Carmen Deseda, ha intentado refutar informes periodísticos y denuncias al respecto de los alcaldes.

El hacinamiento en los refugios, donde todavía permanecen sobre 8 mil personas, es considerado unos de los principales factores para el surgimiento en el país de enfermedades superadas, como la sarna y la tuberculosis, entre otras.

No hay comentarios: