domingo, 10 de septiembre de 2017

No lo quieren ni los ultra-curas polacos

La única que no lo abandona es su hada madrina tan fascista como él: Yulia Timoshenko.

Yulia Timoshenko, líder del partido ucraniano Batkivschina (Patria), reveló que denunció junto con el expresidente georgiano, Mijaíl Saakashvili, el incidente ocurrido con este último en un tren que debía llevarlo a Ucrania.

Saakashvili intentó poco antes montarse en un tren que debía llevarlo de Polonia a Ucrania, pero por el altavoz anunciaron que el rápido no se pondría en marcha hasta que el político no descendiera del mismo.

"Acudimos al fiscal general de Ucrania para denunciar que se está cometiendo un delito, si es que Ucrania cuenta con un Gobierno, con un un fiscal general, el bochorno deberá terminar, y los trenes irán a su destino, permitiendo la entrada de cualquiera", dijo Timoshenko.

Saakashvili, tras abandonar en la ciudad polaca de Przemysl el tren en el que intentaba cruzar la frontera entre Polonia y Ucrania, confirmó a los periodistas que pretende regresar a ese último país en otro tren que viaje a Kiev a través de Lvov.

El también exgobernador de Odesa aseguró que pretende volver para exigir que le devuelvan la ciudadanía de ese país y restablezcan todos sus derechos.

Sputnik

El único derecho que tiene este asesino es a que le venden, o no, los ojos cuando lo coloquen frente a un paredón. Y  su hada madrina, también.


1 comentario:

arturo dijo...

La Timoshenco , alma fascista gemela de la venezolana Tintoretti.