martes, 29 de noviembre de 2011

Quien desea robar lana puede salir trasquilado

En este blog "invisible" mantenemos desde hace mucho tiempo que la monstruosa, y suicida, espiral bélica del imperialismo (fase superior y final del capitalismo, no lo olvidemos) tenía un porqué: mantener la agonia de un sistema que ha entrado en su crisis final, la que profetizó, Carlitos Marx. Los occidentales quieren salvar a la "población económicamente miserable" de Irán. Sobre esa cuestión, más les valdría mirar a sus propias poblaciones. 

RT.-El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y los máximos líderes de la Unión Europea (UE) se reúnen en Washington para definir los próximos pasos en la relación con Irán, tercer país exportador de petróleo en el mundo. Según analistas, el endurecimiento de las sanciones contra Teherán, persiguen un objetivo común: tomar el control de sus reservas energéticas y obtener beneficios económicos.

“Claramente lo que quieren emprender es hacer a la población tan económicamente miserable, para que ellos (la población iraní) busquen el cambio de régimen. El segundo guión es el aislamiento del país de sus vecinos, hasta que se pueda atacar sin complicación alguna a Irán y derrocar al régimen destruyendo el país”, sostiene Lawrence Davidson, experto en asuntos de Oriente Medio de la Universidad West Chester.

EE. UU. impuso ya nuevas sanciones financieras a Irán y la UE ultima otras penalizaciones a este país debido a su programa nuclear, pese a que la nación islámica negó tajantemente que su programa tenga fines armamentistas.

Irán es el tercer país exportador de petróleo en el mundo y segundo por sus reservas de gas, por lo que el control sobre sus grandes recursos naturales sería “muy beneficioso” para Occidente. Paralelamente, “la UE es el mayor importador de productos energéticos” y mantiene una seria dependencia de los suministros petroleros desde Oriente Medio, comenta Paul Sheldon Foote, profesor de la Universidad de California.

Las ganancias que podrá obtener EE. UU., al igual que Europa, luego de endurecer las sanciones contra el régimen de Teherán, serían fáciles de pronosticar. “Esto significará más petróleo, más gas, la reducción de los precios y también suministros más estables”, opina por su parte el analista financiero, Max Wolff.

EE. UU. y la UE tratan de presionar a China, el mayor socio comercial de Irán, para limitar sus negocios con Teherán e instan a Pakistán a congelar la construcción de un gasoducto con la República Islámica.


1 comentario:

Anónimo dijo...

Exigiendole a sus acreedores ,es como si yo fuera al banco y le exigiera al directorio del banco en que no hicieran una inversion que genera utilidades anormales ,que creen que me dirian los tipos del directorio?...que opina habanero