miércoles, 30 de noviembre de 2011

Debacle europea podría desencadenar nuevas formas de lucha popular

En Grecia, veinte mil funcionarios recibirán una circular en la que se les comunicará que van a la “reserva laboral”, es decir se quedan sin trabajo y pasan a ser desempleados cobrando el 60 por ciento de su salario, durante uno o dos años. Después, la calle pa correr. 

Los primeros en sufrir este "recorte laboral" (exclusión social) serán los mayores de 53 años que hayan completado 33 años de servicio. Toda la vida trabajando para nada. La segunda fase se realizará a partir del 1 de enero, donde doce mil trabajadores de la administración pasarán a la misma situación.

Las federaciones sindicales del país, GSEE y ADEDY, han convocado para el jueves la enésima huelga general, que será la primera contra el gobierno que encabeza el banquero Lucas Papademos.

Por si fuera poco, según algunos medios de comunicación ingleses, el Gobierno británico está emplazando a sus embajadas en la eurozona a que se preparen para ayudar a los ciudadanos británicos residentes en los países que incluyan una posibilidad de colapso bancario y revueltas en la calle.

¿Qué recurso para defenderse le queda a la clase obrera, se preguntan unos? Están empujando a las clases populares a desarrollar tácticas de guerrilla urbana. Después los llamarán terroristas. Serán hijos de puta... 

2 comentarios:

Porthos dijo...

¡No lo dudes!, lo són, lo són.
Salud.

Sebastian dijo...

Se lo estan buscando.